Hola Perdidos!

Pues aquí os traigo mi cuarta colaboración en la iniciativa de #Booktubedelpresente con   y esta vez volvemos a repetir con Ramón L. Morales con su twitter @RamonLMorales.

10

Cuando vi todos los libros de Ramón lo primero que pensé fue aléjate del libro del trasplante renal, porque yo sufro mucho con este tipo de libros y sobre todo con el tiempo que  estoy pasando en mi vida.

Bueno tampoco pensaba que era el sitio para contar estas cosas pero bueno si esta enlazado pues se cuenta, así se abre una y me conocéis más. Mi situación actual pues es que mi padre ha tenido cáncer de colon, aunque ha tenido mucha suerte porque se lo pillaron tan pronto que no ha tenido nada más que una pequeña cirugía, pero ni quimio ni nada.  Pero bueno ya eso conlleva el estar ya preocupada por si se puede reproducir o si alguien más de la familia puede tenerlo también.

Y bueno tampoco se queda ahí porque en marzo y abril pues tuve varios problemas familiares que conllevo un primo en coma durante 15 días y una abuela que estuvo más de un mes encamada que al final acabo en fallecimiento.

Pero bueno por circunstancias de la vida acabamos decidiendo Ramón y yo que este era el siguiente que iba a leer.

Seguro que algunos al leerlo que voy a decir ahora pensaran que es malo pero yo creo que en esto ha sido todo lo contrario. Y es que lo que destacaba en el anterior libro de Ramón, Labios de carmín  (SI QUIERES LEER LA RESEÑA SIMPLEMENTE PINCHA EN EL NOMBRE DEL LIBRO) que a la hora de expresarse era bastante poético y que me gustaba la forma de expresarse. Pues aquí es todo lo contrario,aunque no es malo. Es decir, en este libro Ramón se expresa tan llana y tan simple que te hace sentirte aún más cerca de todo lo que le paso.

Aunque me estoy adelantando creo que debería empezar por el principio, contaros de que va este libro. Aunque supongo que con la portada y lo que dice en ella ya se deduce pero… Yo os lo cuento igualmente, el libro abarca desde que se le detecta a Ramón que tiene un problema al ir a donar a un primo suyo sangre hasta que le acaban operando implantandole uno de los riñones de su padre.

RIÑON

Es cierto que algunas partes que Ramón nos contaba me ha parecido que tampoco eran necesarias para lo que nos estaba contando ya que a veces era simplemente una conversación irrelevante o una visita. O tal vez es que yo estaba interesada más en que me contará como era el procedimiento y la operación. Pero también es cierto que algunas de esas partes me hacia más meterme en sus zapatos y sentir como que mañana puede ocurrirme a mi misma.

Tampoco quiero que se me olvide recordar que en el libro no solo se nos cuenta que él ha tenido el trasplante sino todo lo que ha sufrido sus familiares a su alrededor porque obviamente siempre pensamos en la persona que lo padece pero a veces no llegamos a mirar más al horizonte y ver que la gente a su alrededor también la sufre.

Supongo que porque no lo he padecido yo no llegue a entender del todo porque le costo tanto a Ramón llego a la idea de que tenía que llegar al trasplante quisiera o no. Tal vez cuando el autor me lea pueda explicarme un poco sus sentimiento porque claro mientras lo leía pensaba ” pero por dios ponte ya con la operación que al final se te puede ir el tiempo, empeorar y no tener solución!”.

DIGITAL CAMERALa parte que obviamente si llegue a entender es que aunque ni soy cristina ni creo en curanderos y otros medios. Entendí a la perfección que aunque sea bañarme en caca de vaca hay que hacerlo por si eso te puede ayudar. Aunque me agobie un poco al ver que Ramón lo llevaba todo para adelante y me sentí a veces un poco atosigada porque pensaba en mi cabeza ” dios debe estar tomando mil pastillas, doscientas infusiones, y lo de su pipi…pufff”. Pero bueno ahí nos demostró que cuando uno quiere vivir lo hace todo.

Estoy segura de que me voy a quedar corta en todo lo que quiero contar y todo lo que sentí con este libro pero a veces las palabras  son insuficientes para expresarlo todo.

Por último quiero darle como siempre las gracias a Ramón por ser un corazón tan puro y un hombre tan educado que con este tipo de libros nos da un trozo de su vida y de su alma.

Antes de despedirme del todo quería destacar algunas de las personas que tiene Ramón a su alrededor pero creo que es casi imposible. Porque empezando por su padre que no solo le dio la vida sino que encima le dio un órgano a costa de su posible vida solo por no perderle. A su madre que siempre le estuvo ayudando con sus cuidados tanto antes como después de la operación. Como su mujer que también estuvo en esos cuidados y siempre le dio un fuerte abrazo cuando ambos lo necesitaban. Y ese hijo que no solo le dio un buen achuchon cuando lo necesito sino que también le dio las esperanzas para seguir viviendo.Abrazo-padre-e-hijo

Ramón espero que sigas con las mismas fuerzas, te cuides y sigas cuidando a lo bueno que tienes a tu alrededor.

Que nota le doy a este libro: Para empezar a este tipo de libros, no creo que sea lo suyo darle notas porque son muy personales y a algunos nos llegan más y a otros menos pero bueno como para goodreads y para vosotros que sintáis un poco el grado de satisfacción que deja el libro. 4 estrellas de 5.

 libro punto enterolibro punto enterolibro punto enterolibro punto enterolibro punto vacio

Si queréis conseguir el libro el autor me ha dicho esto “puede descargarse gratis en Play Store, de hecho todos mis libros están gratis ahí, menos Bastian. También se puede descargar en Amazon, pero ahí tengo el problema que me lo quita en gratis o sólo lo tiene así en regiones. También en Ibooks, casa del libro, Barnes & Noble, Kobo, etc. En todos está gratis, excepto en Amazon, pero el cobro es de uno o dos dólares. En Físico se consigue en mi tienda de Kichink: Viento azul – Kichink” por si estáis interesados en leerlo.

Espero que en algo al menos os haya interesado la reseña. Que os lancéis a leer estas historias porque son más reales que miles de libros que hay por ahí sobre enfermedades,que otro autor no a sufrido ni de cerca. . Nos vemos mañana!

Anuncios